34 años después cae narco que secuestró y torturó a Enrique “Kiki” Camarena

mayo 3, 2019

Mientras tanto continúa la búsqueda de Rafael Caro Quintero, «El Narco de Narcos»

 

Estados Unidos



Un narcotraficante acusado de secuestrar y torturar al agente encubierto Enrique “Kiki” Camarena Salazar de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en 1985, fue detenido por la Policía Estatal Preventiva en Tijuana, según un comunicado de la Secretaria de Seguridad Pública del Estado de Baja California.

El comunicado identifica al acusado como Ezequiel Godínez Cervantes, de 77 años y originario de San Juan, Texas, en Estados Unidos.

El Buró Federal de Investigación (FBI) y la corporación estatal se unieron para realizar la detención mientras cruzaba la frontera con México a la capital del estado de Baja California.

Las pistas obtenidas por autoridades estadounidenses habrían informado al Instituto Nacional de Migración (INM) que el narcotraficante permanecía en la colonia Luis Donaldo Colosio de dicha ciudad.

El comunicado refieres que Godínez, según las investigaciones de las autoridades norteamericanas, durante el tiempo que era parte del Cártel de Guadalajara, participó en el secuestro y tortura de Camarena Salazar.

Además este mismo sujeto es acusado de matar a dos estadounidenses que habría confundido como agentes de la DEA, según las autoridades.

Camarena Salazar fue encontrado muerto en un rancho a las afueras de la ciudad el 5 de marzo de 1985.

A decir de la misma información, el acusado fue entregado a las autoridades de Estados Unidos, país donde será juzgado.

En ese tiempo, Rafael Caro Quintero, “El narco de narcos”, fue uno de los narcotraficantes más famosos durante la década de los años 80 pues fundó el “Cártel de Guadalajara”, junto con Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”. Se le acusó de estar detrás de ordenar el asesinato de Camarena Salazar y de su piloto, Alfredo Avelar.

Tras ser detenido, y permanecer 28 años preso en distintas cárceles mexicanas, Caro Quintero fue liberado pero desde ese entonces, la justicia estadounidense cree que aún tiene que rendir cuentas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *