Llega a más de 300,000 millones el pago de sueldos a los burócratas

marzo 28, 2018

Entre 2014 y 2018, a los hondureños les habrá costado alrededor de 208,000 millones de lempiras la alimentación de la burocracia mayormente “improductiva”.

 

Tegucigalpa, Honduras.



Los hondureños han tenido que cargar con una gruesa planilla de servidores y empleados públicos que, si bien es menos pesada, aún no  ha disminuido lo suficiente, ya que es alta presión de los activistas políticos para incrustarse en una “chamba pública”.

Los registros de la Secretaría de Finanzas destacan que en 2010, el presupuesto para la cancelación de sueldos y salarios en el sector público fue de 31,900 millones de lempiras; en 2011, subió a 32,100 millones; en 2012, ascendió a 34,600 millones; y en 2013, alcanzó 36,500 millones.

Lea aquí: Nuevo acuerdo con el FMI buscara Honduras la próxima semana

Por lo que, sacando en  cuentas, se tiene que en la gestión del ex presidente, Porfirio Lobo Sosa, los recursos destinados para sostener la empleomanía llegó a 135,100 millones de lempiras.

En el siguiente período que inició en 2014 bajo el mandato de Juan Orlando Hernández, la partida para cubrir los derechos laborales del sector público sumó 37,100 millones de lempiras; y en 2015 este mismo renglón se cuantificó en 38,500 millones de lempiras.

Para el siguiente ciclo fiscal de 2016, el plan de egresos contempló 40,900 millones de lempiras; en 2017, la burocracia devoró más de 43,000 millones y se proyecta que en 2018 el gasto alcanzará la cantidad de 48,300 millones.

Vea aquí:  Honduras avanza en convertirse en el destino líder de sol y playa del Caribe

En suma, entre 2014 y 2018, a los hondureños les habrá costado alrededor de 208,000 millones de lempiras la alimentación de la burocracia mayormente improductiva.

La presión ejercida por la llamada masa salarial es muy alta en servicio con la capacidad de las finanzas nacionales.

Se estima que cerca del 50 por ciento de los tributos es utilizado en el pago de sueldos y salarios.

Finalmente, y de acuerdo con los reportes de la Secretaría de Finanzas, entre 2010 y 2017, el gasto en la masa salarial únicamente se ha reducido en tres puntos del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *