10 productos de Apple que Fueron un Fracaso Comercial

agosto 4, 2014

Seguramente muchos de vosotros conocéis a la perfección la historia de Apple. Hasta llegar al momento actual, con una posición comercial privilegiada y una imagen de marca envidiable, la compañía americana, a lo largo de su existencia, ha pasado por una serie de vicisitudes que pusieron en riesgo su continuidad. Esos malos momentos se debieron a las conocidas batallas internas entre directivos y también a sonoros fracasos comerciales con algunos de sus productos. Algunos de ellos no podrían calificarse ni de sonoros.

Aunque con los lógicos altibajos, llevamos bastantes años siendo testigos del éxito de los productos de Apple, casi por igual amados y odiados y, por ello, sin pasar desapercibidos. Sin embargo, al principio de su andadura las cosas no fueron fáciles y la compañía fundada por Steve Jobs introdujo en el mercado una serie de productos que por innovación, por adelantarse a su tiempo o, sencillamente, por sus malas prestaciones, fueron un auténtico fiasco.



La verdad es que podemos ver productos de este tipo en cualquier área tecnológica que había en aquellos momentos, desde ordenadores de sobremesa y portátiles hasta PDA y consolas de juegos, pasando por cámara de fotos y periféricos de lo más original.Echemos un vistazo a algunos de ellos.

1x1.trans

10 Fracasos de Apple

Apple III

Fue el primer ordenador que no contó con el diseño de Steve Wozniak, la dirección del proyecto la llevó el equipo de marketing. Los chips de la placa base, al igual que otros componentes, se calentaban en exceso rápidamente, lo que dio lugar a un sistema inestable y con muchos errores. Estuvo en el mercado entre 1980 y 1981.

1x1.trans

Portátil Apple Macintosh

Quizás para la época fuera portátil, pero creo que tampoco. Sus más de 7Kg hacían que se te quitaran las ganas cuando pensabas llevártelo a otro sitio. Fue la antesala de los MacBook pero sus líneas estaban a años luz de éstos. Se me olvidaba decir que a veces no encendía debido al mal diseño de su batería. Lo pudimos ver en las tiendas entre 1989 y 1991.

1x1.trans

MessagePad

El desarrollo de este PDA o asistente personal se inició en 1987 aunque comenzó a comercializarse en 1993. El sistema operativo que lo gobernaba se hacía llamar Newton y permitía, entre otras cosas, el reconocimiento de escritura a mano mediante un sofisticado sistema de aprendizaje elaborado por una compañía rusa, la edición de texto mediante gestos o la corrección al dibujar cualquier garabato, convertida a una forma poligonal perfecta.

Por supuesto, el concepto no era malo y todo esto lo vimos después en productos posteriores, pero a la gente no le interesó y puso fin a sus días allá por 1998 después de que salieran algunas variantes más evolucionadas del primer modelo.

1x1.trans

Macintosh TV

Sí, ya en 1993, Apple pensó en la integración del ordenador y la televisión o, mejor dicho, el monitor. Obviamente, no había plataformas de contenidos audiovisuales y el intento se quedó sólo en capturar imágenes estáticas en formato PICT, ya que, ni siquiera podía mostrar la señal de televisión en una ventana del sistema operativo. Fue el primer ordenador de color negro de la marca y se llegaron a fabricar unas 10.000 unidades.

1x1.trans

PowerCD

Unido a Philips como socio eventual, Apple presento en 1993 un producto demasiado innovador llamado PowerCD, que consistía en un lector de CD capaz de manejar muchos tipos de archivos como imágenes, audio o datos. Con mando a distancia y una interfaz SCSI se podía conectar a ordenadores y equipos musicales, aunque la incorporación de unos altavoces le concedía autonomía propia. Tampoco lo entendieron los usuarios.

1x1.trans

QuickTake

Parece que Apple quería tocar todos los palos electrónicos del momento y en 1994 presentó una cámara digital llamada QuickTake. Su apariencia recuerda más a una desechable que a una cámara de 750 dólares. Mejor que decir lo que podía hacer (cabían unas 8 fotos de 640×480 en la memoria de 1 MB que incorporaba), sería nombrar las carencias.

No se podían visualizar las fotos, ni borrar las que no querías, no tenía zoom ni podías controlar de ninguna forma el enfoque. Sólo podías borrar de una vez todas las fotos ¿quizás para cuando la fueras a devolver? La calidad superior y el precio inferior de la competencia acabaron con su comercialización en 1997.

1x1.trans

Apple Pippin

Fue el intento de Apple por poseer una consola de juegos en su catálogo y otra vez, quien mucho abarca… El nombre en inglés ya echaba para atrás (algo así como manzana reineta en español) y sus especificaciones, bueno, comparadas con las que tenía la competencia en el mercado (Sony Playstation, Sega Saturn o Nintendo 64), hacían sonrojar a sus poseedores.

La principal característica es que se podía conectar y navegar por Internet. Sus escasos títulos impidieron alcanzar las expectativas de 300,000 unidades en el primer año, quedándose alrededor de la décima parte de esa cifra en sus ventas totales entre 1995 y 1996.

1x1.trans

Apple eMate

Considerado por algunos un buen dispositivo y precursor e inspirador de la línea PowerBook. La propia compañía fue la responsable de su escasa expansión reduciendo su ámbito a la educación. A día de hoy, Apple no ha hecho públicas las cifras de ventas de este aparato que se comercializó entre los años 1997 y 1998.

1x1.trans

Ratón USB

Un periférico con un diseño muy particular. Un ratón circular, popularmente llamado “disco de hockey”, cuyo pequeño tamaño y forma redondeada hacía tremendamente difícil su movimiento, orientación y control, vamos, justo lo que no debería hacer un ratón. Estuvo rodando 2 años hasta que terminó su andadura en el año 2000.

1x1.trans

U2 iPod

Mención aparte merece esta edición especial del iPod, después del acuerdo entre Apple y la famosa banda irlandesa. Se llamó U2 iPod y, sólo por eso, costaba 50 dólares más que el iPod clásico. Te regalaban el single “Vertigo” a través de iTunes y aparecían las firmas de los componentes en la parte trasera del dispositivo. No digo que no haya gente interesada en este tipo de productos, pero…

Afortunadamente, resultaría difícil encontrar en la historia reciente de Apple productos que pudieran cosechar fracasos tan estrepitosos como los comentados anteriormente pero, como nos cuentan los amigos de Business Insider, no siempre ha sido así. Aunque algunos de vosotros os estéis riendo a carcajada limpia con algunos de estos productos, algún día, espero poder comentaros los fracasos de otras compañías. Hay mucho donde escoger.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *